Embudos de venta: qué es y cómo funcionan

Uno de los términos más usados en el mundo del marketing digital es el de embudo de ventas.

El embudo de ventas es la forma en que un negocio o empresa planea y establece procesos para ponerse en contacto con los diferentes usuarios y así llegar a cumplir objetivos, que bien puede ser la captación de información, cerrar una venta, entre otros.

Qué son los embudos de venta

Un embudo de ventas o ciclo de ventas, que este término viene del inglés «sales funnel», es un paso a paso que explica la forma en la que un potencial cliente llega hasta tu web sin conocerte y termina comprando en tu tienda o registrándose en tu lista de suscriptores.

El colocar estas etapas de manera esquematizada te permite ver cuántas etapas tiene que cumplir un posible cliente para comprar, en qué etapa lo puedes perder y de qué manera es posible optimizar tu plataforma para garantizar que la venta se pueda realizar.

Fases del embudo de ventas

El embudo de ventas es una representación del camino que un cliente recorre hasta realizar una compra y consta de 4 etapas:

  • Conciencia: tus clientes deben conocer lo que vendes.
  • Interés: hacer que tengan interés en tu negocio.
  • Deseo: persuadir para que el cliente desee tu producto.
  • Compra: realizar la acción de compra.

Recuerda que todos los negocios digitales tienen un esquema de ventas en forma de embudo. Es decir: existen una serie de etapas por las que el cliente debe ir pasando para comprar el producto, o entregar los datos, o registrarse, o cualquiera que sea el objetivo que deseas lograr.

Beneficios de un embudo de ventas

  • Aumenta la productividad de tu negocio: si sabes qué procesos tienes que llevar a cabo para que cada vez sean más los clientes que terminan comprando en tu negocio online, vas a conseguir rentabilizar más rápido tu inversión y vas a ser más productivo.
  • Te permite detectar nuevas oportunidades de negocio: al analizar de una manera adecuada las distintas etapas de tu embudo de ventas, serás capaz de detectar nichos de mercado y verás que existen muchas oportunidades de negocio que te estaban pasando desapercibidas.
  • Te ayuda a conocer mejor las necesidades de tus clientes: para crear un embudo es necesario conocer el comportamiento de tus clientes a lo largo de cada etapa. Si analizas toda la información correctamente, descubrirás muchas cosas sobre las necesidades de tus clientes y sus comportamientos más habituales que seguramente no sabías.

Comparte en tus Redes Sociales

Facebook
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

¿Te gustaría formar parte de AWE?

ilustración-tienda-awe